Y de repente tuve un gato

”Yo he aprendido más de los animales que de los hombres.” 

Con esta frase se resume mi amor.

Pero sí, así fue, de repente tuve un gato. Es todo un sobreviviente de la calle, negro y con ojos verdes, está loquito y le gusta ser una esfinge; me lo dieron cuando tenía casi 3 meses, ahorita tal vez ya tiene los 4 y ha sido todo un reto cuidarlo (entiéndase como derrochar paciencia y aguantarse los corajes al ver los daños en mis amadas plantas) pero todo, absolutamente todo vale la pena.

Al principio no supe qué cuidados necesitaba, cómo los necesitaba, en qué los necesitaba… ¡NADA! Es la primera vez que tengo un gato, siempre había tenido perros, hámsters y tortugas y nunca algo tan independiente y con mala fama (sí, tienen mala fama) como un gato. Pero como es ley de la vida: a todo se acostumbra uno y este caso no fue la excepción. Poco a poco fui entendiendo su comportamiento, sus gustos y su personalidad, ahora puedo decir que le encanta jugar por horas (y no es literal) y a cualquier hora del día con mis ligas del cabello pero si le doy una caja en poco tiempo se aburre de ella y no vuelve a hacerle caso alguno. Suelo dejarlo solo uno o dos días (amo su independencia) pero cuando son dos días los que no estoy con él puedo sentir que claramente me reclama por dejarlo tanto tiempo, sus maullidos lo dicen todo. Otra cosa que amo es su limpieza, a veces me baña las manos con su lengua rasposa como diciendo ”¡Lávate ya!”. Y por último siempre he sentido que él en su cabeza nos llama humanos y tiene una voz muy varonil a pesar de ser un bebé.

”Es un sobreviviente, no sabemos por lo que haya pasado antes, ni de dónde vino, ni por qué llegó a donde llegó y muchos menos porqué ahora está con nosotros… simplemente trata de adaptarse a lo que le damos y nosotros de adaptarnos a lo que ha cambiado en nuestras vidas” Un demonio especial y yo hablando sobre él.

Gato negro

Nibii

“El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.” 

Y yo no le prometo un cielo pero sí una vista al cielo desde un mejor lugar…

Comparte si lloraste y si amas a los animales.

Anuncios

¿Tatuaje? Considera esto antes de hacértelo

tatuaje

Hace poco estaba buscando imágenes sobre tatuajes aquí en este vicio llamado internet y casi me arranco los ojos al ver cada tatuaje que te encuentras… horribles en pocas palabras, no digo que todos pero muchos me hacen pensar ¿¡qué carajo estaban pensando?!.

Para complementar esto leí la noticia del chico que se tatuó un tícket de McDonalds resultado de una apuesta y dije ”Whaaaaaaa?!” mientras mi cabeza quería explotar.

Y bien es cierto que para decidir plasmar tinta en tu piel permanentemente debes considerar varias cosas, es por eso que les comparto una lista de tips, muy generales, a considerar antes de hacerlo. (Basados en el sentido común, o mejor dicho en mi sentido común)

1. Nunca de los jamaseses lo hagas por moda. Esto es lo principal ya que si lo haces por esta razón terminarás arrepintiéndote o con el paso de los años ya no te gustará. Al decidir hacerte un tatuaje debes saber que es por ti y por tu decisión, por algo que te ha gustado desde siempre o que tiene un significado para ti por más simple que sea, no porque tus amigas traen un infinito y tú quieres uno igual. Tachesote.

2. Escoge un diseño bien perrón. Esto es lo que probablemente tus conocidos te digan, que escojas el más padre, grande o colorido y una vez más, esto depende de ti. Puedes tomar ideas de internet y al llevar el diseño con el tatuador decirle que te le haga alguna pequeña modificación para hacerlo tuyo y único totalmente, aunque pueda ser difícil. Quedará perrón. Tatuajes

3. Soy tu tatuador. Busca un tatuador con buena reputación, puedes pedir opiniones si tienes amigos con tatuajes o investigar por tu cuenta su reputación. (Aquí entra visitar su local, ver la higiene, sus trabajos y otros aspectos). Si luego se te cae la piel o tu diseño queda más chueco que un cheto, no te quejes.

4. Te va doler pero sí te va gustar. Una vez que ya tienes tu diseño, ya te decidiste y ya sabes dónde va estar plasmada tu tinta llega el momento de la verdad… Y sales diciendo que siempre no porque duele. El dolor depende de cada persona, bien es cierto que unas zonas del cuerpo son más sensibles que otras pero al final tu sensibilidad, ansiedad y nervios determinan si duele más o duele menos. Así que sí te va doler pero te va gustar el resultado, aguántense como l@s mach@s.

Y como datos de cajón y por regla general debes saber si no eres alérgico a las tintas, si estás en embarazo o si diversos factores de la piel pueden afectar o impedir que te tatúen, esto lo puedes consultar antes de hacerlo.

Así que como ven hacerse un tatuaje no es tan fácil como dicen, no se decide en un día (o a veces sí) y decidirlo implica muchas cositas más que al final te gustarán si lo haces correctamente…

Y ustedes ¿ya se decidieron? 

No seas egoísta y comparte este post para evitar ver más infinitos por ahí… 🙂

¡Hola extraño, bienvenido!

Y de repente dije ”¡A darle que es mole de olla!” y así fue como decidí empezar mi blog.

Me llamo Fernanda Yesenia Salomé de Jesús Serafín, soy amante de cositas raras y no tan raras, del café, del chocolate, del vino, de la naturaleza, del sarcasmo, del color blanco oscuro, de los mandalas y de la palabra chácharas.

En mi cabecita habitan temas como el arte, las plantitas y las flores, las ganas de reinventar cosas ordinarias, la creatividad como ingrediente de la cocina, las mascotas como, en algunos aspectos, mejores ejemplos, los tatuajes que quiero y no tengo y muchas cosas más que iré plasmando en este espacio.

Resumen: Misántropa, amante de la Naturaleza, sarcasmeante.

Espero compartir información útil y no tan útil. Opiniones y desopiniones. Gustos y disgustos. Recomendaciones y experiencias.

Por el momento es todo, ya les iré contando de mí en publicaciones diversas que hablarán por sí solas…

Espero me lean pronto 😀

FerSerafínBlog