Y de repente tuve un gato

”Yo he aprendido más de los animales que de los hombres.” 

Con esta frase se resume mi amor.

Pero sí, así fue, de repente tuve un gato. Es todo un sobreviviente de la calle, negro y con ojos verdes, está loquito y le gusta ser una esfinge; me lo dieron cuando tenía casi 3 meses, ahorita tal vez ya tiene los 4 y ha sido todo un reto cuidarlo (entiéndase como derrochar paciencia y aguantarse los corajes al ver los daños en mis amadas plantas) pero todo, absolutamente todo vale la pena.

Al principio no supe qué cuidados necesitaba, cómo los necesitaba, en qué los necesitaba… ¡NADA! Es la primera vez que tengo un gato, siempre había tenido perros, hámsters y tortugas y nunca algo tan independiente y con mala fama (sí, tienen mala fama) como un gato. Pero como es ley de la vida: a todo se acostumbra uno y este caso no fue la excepción. Poco a poco fui entendiendo su comportamiento, sus gustos y su personalidad, ahora puedo decir que le encanta jugar por horas (y no es literal) y a cualquier hora del día con mis ligas del cabello pero si le doy una caja en poco tiempo se aburre de ella y no vuelve a hacerle caso alguno. Suelo dejarlo solo uno o dos días (amo su independencia) pero cuando son dos días los que no estoy con él puedo sentir que claramente me reclama por dejarlo tanto tiempo, sus maullidos lo dicen todo. Otra cosa que amo es su limpieza, a veces me baña las manos con su lengua rasposa como diciendo ”¡Lávate ya!”. Y por último siempre he sentido que él en su cabeza nos llama humanos y tiene una voz muy varonil a pesar de ser un bebé.

”Es un sobreviviente, no sabemos por lo que haya pasado antes, ni de dónde vino, ni por qué llegó a donde llegó y muchos menos porqué ahora está con nosotros… simplemente trata de adaptarse a lo que le damos y nosotros de adaptarnos a lo que ha cambiado en nuestras vidas” Un demonio especial y yo hablando sobre él.

Gato negro

Nibii

“El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.” 

Y yo no le prometo un cielo pero sí una vista al cielo desde un mejor lugar…

Comparte si lloraste y si amas a los animales.